jueves, 31 de mayo de 2012

Tortuga marina en peligro de extinción



Las principales amenazas para la tortuga son la erosión de playas, los cambios en la dinámica costera, así como los fenómenos climáticos, obras de infraestructura y crecimiento urbano y desarrollos turísticos.
México, DF. La vida de la tortuga marina se conoce poco, quizá lo más común es cuando llega a la playa y desova. La mayor parte de su ciclo biológico ocurre en el mar, por lo que se desconoce casi todo de este animal, que es uno de los más longevos habitantes del planeta, pues llegan a vivir más de 80 años.
Aunque existen diversos esfuerzos a nivel internacional para conservarla, desde hace años continúa en la lista de especies en peligro de extinción. En México, gracias a los campamentos tortugueros se ha podido mitigar de manera parcial sus principales amenazas, y se realizan trabajos de investigación que determinan las causas de su declive, en particular en la población de la Península de Yucatán.
En este sentido, investigadores del Instituto Tecnológico de Chiná, en Campeche, realizan un estudio que pretende contribuir al conocimiento general de estos quelonios, y con ello estandarizar los trabajos de su conservación.
El trabajo se enfoca de manera específica a la tortuga blanca (Chelonia mydas) y la carey (Eretmochelys imbricata) porque son dos de las especies de mayor importancia que llegan a desovar en la Península de Yucatán. De hecho, de la segunda especie dentro de esta región, 60 por ciento de las hembras adultas anida en playas de Campeche.
El estudio, explicó la doctora Ana Ortiz de Montellano Nolasco, coordinadora de la investigación, ha permitido detectar algunas de las principales amenazas para la tortuga, entre las que destacan la erosión de playas, los cambios en la dinámica costera, así como los fenómenos climáticos, obras de infraestructura y crecimiento urbano y desarrollos turísticos.

“El objetivo es que podamos generar una bitácora para que el operador del campamento tortuguero pueda automonitorear cuál es la situación de su playa y distinguir las principales amenazas. Primero se aportaría el conocimiento a nivel local, mismo que se integrará por otras instancias a nivel peninsular de El Caribe”, expuso.
La investigación también se enfoca a entender la situación de los huevos de la tortuga una vez que son depositados en la playa, pues el animal busca dejarlos en un lugar seguro, ya que son amenazados por distintos depredadores naturales, entre ellos el hombre, quien a pesar de las campañas para preservar el producto lo consume o vende.
Ante esta situación, como una práctica ya generalizada, se reubican los huevos en corrales protegidos, se espera su incubación, cuando las crías salen son liberadas al mar. Sin embargo, una de las interrogantes vigentes es si al cambiar el lugar de anidación se modifica la proporción natural de machos y hembras de las crías, ya que en las tortugas el sexo se define según la temperatura prevaleciente en el nido.
La investigación plantea hacer un muestreo de vegetación a fin de definir estrategias de reforestación en las playas que contribuyan a evitar la erosión y además que las plantas sirvan de refugio para que la tortuga carey anide allí.
“Otra causa por las que se ha visto afectada la población de tortugas es debido al crecimiento incontrolable de la mancha urbana y los desarrollos turísticos. Un caso particular es el del alumbrado público, que provoca que las crías, en lugar de ir hacia el mar, se dirijan a las luces de la ciudad y sean aplastadas en la carretera”, mencionó Ortiz de Montellano Nolasco.
Una vez que concluya la investigación se buscará generar un manual de recomendaciones concretas para mejorar las prácticas de conservación de la especie que se realizan en la zona del sureste mexicano.


publicado por : Castro Rodriguez Ernesto Alejandro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada